Pintura creativa-emocional: qué es

Una herramienta para el desarrollo de la creatividad, la expresión y el autoconocimiento, que nos permite a través de las imágenes internas que surgen poder vivenciar y conectar con las sensaciones, posibilitando a partir de esos gestos, trazos, colores, imágenes, ... un conocimiento directo de nuestro propio desarrollo.

Las imágenes que van apareciendo pueden darnos pistas de eso que estamos vivenciando, puede ser algo con lo que poder resonar, una pista en el camino del proceso personal

Al dar importancia precisamente al proceso y no tanto a un objetivo final, nos aporta posibilidades de contrastar sensaciones, en un camino de ida y vuelta de las imágenes a las sensaciones, los sentimientos, las necesidades, ... en ese camino de autoconocimiento y autodescubrimiento a través de la emoción y el cuerpo como vía hacia la autoaceptación.

El poner la atención en el proceso nos facilita, una vez identificadas nuestras propias voces críticas, poder aparcar pensamientos y juicios y de esa forma facilitar el proceso de conexión con lo que es obvio en el desarrollo del cuadro

Se trata de crear un espacio de confianza, donde se dé una actitud de respeto hacia una misma y hacia los cuadros, que evite idealizar o desvalorizar las imágenes o partes de ellas

Pintar es permitir a los sentimientos manifestarse a través del gesto y el color.. El sentimiento conlleva una relajación de la razón y pintar nos permite dejarla de lado momentáneamente para entrar en un estado distinto, pues el cuerpo contesta antes que la respuesta elaborada, que suele necesitar más tiempo.

"La imagen trae a la consciencia lo que tú sabes en estratos más profundos"

(Pat B. Allen)

La emoción es una experiencia física. Cuando no somos conscientes de nuestro ser físico tenemos un acceso limitado a nuestras emociones. El prestar atención a las vivencias y sensaciones de nuestro cuerpo nos ayuda a abrir ese acceso. Nuestra intención es usar la pintura como forma de exploración de sentimientos, emociones o necesidades por medio del gesto, el color, el movimiento,.....

Puedo preguntarme :

¿Dónde se origina el movimiento de pintar en mí? ¿en la mano? ¿en el brazo? ¿en el hombro?

¿siento los pies y las piernas mientras pinto?

¿cómo me siento al hacer trazos largos, o cortos, o punteando?... etc.

Cada persona tiene su forma inconfundible de expresarse, moverse,... tiene una manera propia que le hace única. Es importante respetar y fomentar esta manera propia de expresión que muchas veces no podemos mantener ante el " cómo hay que hacer" que equivale al " cómo hay que ser "

Atender el cuadro quiere decir cuidarlo, aún a veces en contra de lo que piense sobre su obra ºla persona que pinta, aunque se enfade o lo emborrone. El respeto por la expresión es contagioso y poco a poco lleva a la persona que pinta a confiar y aceptar su propia forma de expresión. El respeto a la autoexpresión tiene un efecto sanador. Al no ser enjuiciadas las obras les da a las imágenes un espacio de existir, un derecho a ser.

Si la persona que pinta puede dar espacio a lo obvio, a aquello que va surgiendo, podrá encontrar lo que necesita ser expresado y con ello encontrar la posibilidad de existir.

Este derecho a existir puede generar un espacio de confianza que se va haciendo consciente conforme avanza el proceso de pintar y esta confianza puede facilitar que la persona se atreva a explorar, a utilizar colores y formas nuevas, a mirar de otra manera, ...

Poder desarrollar la propia expresión atendiendo a la propia manera de expresarme, encontrando mi propio ritmo, posibilita la autoaceptación y con ello acercarnos a la aceptación de la manera de pintar/de ser de la otra persona.

Todo esto transciende al taller

El primer contacto del papel con cola puede ayudarnos a sentir más confianza y seguridad al comienzo del proceso y a reconocer el espacio.

Pintar con las manos posibilita un trabajo muy directo de contacto con la piel y conexión con informaciones registradas en el cuerpo, a veces no accesibles a las palabras. Puede facilitar el acceso a nuestras sensaciones, vivencias, emociones, ... a veces largamente almacenadas en el cuerpo sin haber sido reconocidas y que aún no se han dicho.

La postura de pie delante del cuadro puede ayudar a que las vibraciones corporales que acompañan las sensaciones internas puedan trasladarse al proceso de creación. Puede hacer más visibles bloqueos corporales y poder darnos cuenta de actitudes corporales que están fuera de nuestra consciencia.

Para poder vivir estos procesos de autoconocimiento y expresión no es necesario dominar ninguna técnica sobre pintura

"Cuando existen o se posibilitan las condiciones adecuadas para que surja la expresión, la persona puede convertirse en su principal herramienta de cambio y bienestar personal"

(premisa humanista)

 

Acompañamiento en pintura

Acompañar a una persona en su expresión plástica significa respetar su ritmo, su forma de poner el color, su manera de pintar, apoyar la imagen que emerge en el cuadro. El acompañamiento en el proceso puede ayudar a aclarar confusiones o sentimientos que nos puedan bloquear en el proceso. Se trata de acompañar a cada persona en su proceso personal y creativo y procurar que pueda pintar lo que necesita ser pintado, siempre siendo la persona que pinta la que decide los pasos a dar.

Cuando estamos acompañando en un proceso y nos encontramos criticando internamente su forma de expresión, estamos conectando con nuestros juicios, y en ese caso nuestras intervenciones tenderían a hacer algo que yo considero "mejor". En ese momento es importante poder diferenciar, como acompañante, entre lo que veo y mi respuesta interna ante eso. Centrarnos en volver a aquello que es obvio en el papel, pues todo lo que no está pintado no se puede ver.

Algo importante en el acompañamiento consiste en devolverle con nuestra voz, a la persona que pinta, lo que acaba de decir pero a menudo no se atreve a realizar. Otras veces es a través de gestos como nos indica por dónde seguiría pintando, qué añadiría, qué pintaría, qué quitaría,... Se trata del proceso interno de resonar con el cuadro

Apoyamos a la persona en la necesidad de su propio orden y equilibrio

Cuando acompañamos nos encontramos con el hecho de dividir nuestra atención entre el cuadro y la persona que lo crea, es decir, que nuestra escucha y nuestras intervenciones pueden ir en dos direcciones. A veces lo que quiere emerger puede asustar a la persona que pinta y lo que nos da la pauta de cómo apoyar el proceso de creación es básicamente el cuadro

Un lenguaje que impone, critica o cuestiona a la persona que pinta , bloquea el proceso de expresión. Por eso es importante identificar y darnos cuenta de nuestros propios juicios y pensamientos acerca de lo que está pintando, aunque nos pueda resultar difícil no enjuiciar. Al reconocer y darme cuenta de cuales son mis pensamientos puedo conseguir distanciarme de ellos y volver al cuadro.

Es importante que la persona que acompaña hable en frases afirmativas y que busque con la persona que pinta maneras positivas de expresar sus necesidades

En vez de hablar en términos de enfocar el conflicto, como :

"Vengo al taller porque no soy creativa"

puedo enfocar la necesidad diciendo :

" Me gustaría expresarme con los colores"

"La parte más importante del cerebro procesa la información a través de imágenes. Por eso no se puede imaginar que "No estás sentada bajo el árbol"

En el diálogo focalizaremos lo que queremos, no lo que no queremos"

(Bettina Egger)

 

Expresión vivencias y pintura emocional

COMUNICÁNDONOS a partir de  NUESTRAS PROPIAS VIVENCIAS

 

TALLER de PINTURA EMOCIONAL

 

                En esta dinámica, utilizando una herramienta no exclusivamente verbal, posibilitamos un ESPACIO DE EXPRESIÓN de las emociones a través de la pintura, como  experiencia de toma de conciencia de nuestros  sentimientos y necesidades mediante el proceso de pintar.

 

            Cuando pintamos, en el proceso expresamos, ordenamos y vamos descubriendo nuestro propio mundo, ya que vamos respondiendo  a esa NECESIDAD DE EXPRESIÓN y a la de equilibrio y armonía, entre otras.

 

            En el proceso de pintar, al trabajar con las imágenes internas propias y no desde un tema común para todo el grupo,lo que posibilita es un proceso personal de AUTOCONOCIMIENTO y AUTOACEPTACIÓN. Cada cuadro al ser diferente y único, facilita el que  podamos  aparcar expectativas externas, que podemos resumir en frases como:

 

            "es que a mí no me sale tan bien...

            "yo no tengo tan buena mano..."

 "no sé si voy a poder pintar eso..."

 

            A través de los colores y las formas va tomando cuerpo aquello que necesita ser expresado, deshaciendo las tensiones internas y acogiendo las imágenes que puedan surgir, eligiendo aspectos del proceso desde la necesidad de sentirnos bien

 

            Tomamos conciencia de expresarnos partiendo de lo que somos, no de lo que nos gustaría ser.

 

            Es importante poner límites al hábito de OPINAR Y ENJUICIAR. No hay preguntas buscando el elogio o la crítica.

 

            Una opinión alabando o criticando un cuadro no le sirve de nada a la persona que pinta y sin embargo la puede condicionar, corriendo el riesgo  de acabar pintando para la persona que hace la valoración y desviar la atención del cuadro o cortando el proceso de expresión.

 

            En esta forma de expresión potenciamos el RESPETO AL PROPIO RITMO y a la forma personal en la que se expresa cada persona, que posibilita que también acabemos por aceptar esos otros ritmos que conviven en el taller en un ejercicio de cambio de mirada, decidiendo mis propios límites de hasta dónde quiero o no explorar, experimentar, vivenciar, probar, atreverme, .... confiar

 

            Ver nuestra manera de expresión rodeada de otras distintas maneras,nos ayuda a valorar la riqueza de las DIFERENTES MANERAS DE EXPRESIÓN, o sea, diferentes maneras de ser.

 

            Para poder desarrollar estos procesos, no es necesario dominar ninguna TÉCNICA SOBRE PINTURA, aunque se echaremos mano de tecnicas en la medida en que se vayan necesitando para llevar adelante  los procesos, dando respuesta a aspectos como...

 

            ¿cómo podría conseguir el color....?

 

            ¿cómo podría conseguir hacer....esto que necesito..?

 

            En lo que se refiere a los COLORES , subrayar que no existen colores buenos o malos, sólo necesidades propias a la hora de elegir los colores.

 

            Si necesito pintar con un color y en ese momento por mis propios juicios elijo otro, no atiendo a mi necesidad de expresión.

 

            Si necesito pintar con el color rojo, por ej.es simplemente eso, color rojo. Sin cargarlo de interpretaciones como:

 

            ira, sangre, "demasiado fuerte",...

 

            También pondremos atención a no dejarnos llevar por lo que llamamos "CRITERIOS ESTÉTICOS" establecidos, que hemos heredado e interiorizado y que pueden estar muy presentes en nosotr@s a la hora de pintar,

 

            como ...

 

            "eso no está bien así..."  o

 

            "eso debería ser un poco más.....y no tan...."

 

            "la hierba siempre es verde..."

 

            "el rojo es el color de la ira, el azul es frío..."

 

 

es importante tomar conciencia de que están ahí, acogerlos y volver a aquello que aparece en el cuadro.

 

            Este camino de ida y vuelta en que se convierte el proceso de pintar nos permite tomar conciencia de los obstáculos que vivimos en el proceso creativo.

 

            Identificaremos nuestros propios JUICIOS DE VALOR y pensamientos como:

 

            " debería empezar por...."

 

            "  así no me va a salir bien ..."

 

            " tendría que hacer...."

 

            " no voy a poder....."

 

            Al reconocer y tomar conciencia de mis juicios y pensamientos, puede hacer que me distancie de ellos, volviendo a las imágenes, volviendo al cuadro.

 

            En este contacto con el proceso y las imágenes conecto con  SENTIMIENTOS , que me hacen sentir:

 

            ....nervios@, satisfech@, inquiet@, content@, incómod@, triste, tranquil@, frustrad@, cómod@, ....

 

            que me llevan a tomar conciencia de  NECESIDADES

 

como:

 

            apoyo, autonomía, confianza, libertad, seguridad, espacio, autoestima, claridad, sentido, espontaneidad, sentido, ...

 

            que pueden llegar a partir de dar respuesta a preguntas como:

 

            ¿qué necesitaría ahora el cuadro?

 

            ¿qué color elegiría yo ahora?

 

            ¿qué necesitaría yo hacer ahora?

 

            ¿cómo me gustaría continuar?

 

            En el proceso de pintar,al ir tomando conciencia del proceso personal, los propios descubrimientos van TRASCENDIENDO poco a poco a la vida cotidiana.

 

 

 

 

mapa para andar por nuestras reflexiones

Tres años escribiendo y compartiendo nuestras reflexiones en el blog de hazitzen, es mucho tiempo, muchas entradas, a modo de brújula, de mapa ...

Buscas reflexiones del blog?


Quieres propuestas de lecturas?

 

Gracias a todas las personas que hemos encontrado en este camino, especialmente a las personas que han participado en los cursos de Iruña 2012,2013 y 2014 de formación del profesorado
 
y un abrazo , nos vemos pronto, cuando la vida quiera.

Bibliografía focusing

Bibliografía básica en castellano de Focusing

Fichas descriptiva de cada libro

ver fichas

Bibliografía

Poemas, escritos...

logocyc2

Escritos que expresan más allá de..., poemas que son un espejo en palabras de lo que sucede en la vida, fotos de los instantes de Ana Santiago Urkijo

Pinturaren bidez ....

logo lu eskola

Pintura-sormenerako eta emozionala den web horretan, Lurdes Ulaziak, bide-lagun ondoan izanik, adierazpen-prozesutan murgiltzen erakusten gaitu.

Más madera

amalurarte2

Es un trabajo muy personal con las manos, en un diálogo con la madera, piezas de Lurdes Ulazia y de Ana S Urkijo

hazitzen logo